lunes, 27 de enero de 2014

EL DOCTORCITO

El domingo 12 de enero del 2014 se realizó el recorrido procesional del Dulce Nombre de Jesús y su Sacratísimo Corazón, "El Doctorcito" de Santa Rosa de Lima. La Imagen se encuentra en la Basílica del Santísimo Rosario O.P. (Convento de Santo Domingo, Lima - Perú).

 
JACULATORIAS 

 Jesús, Jesús, Jesús mío, 
Misericordia. 
(300 días de indulgencia cada vez que se repita) 

 Santo Niño Jesús, 
Bendícenos hoy. 
(40 días de indulgencia a cada invocación si 
 se repite 3 veces en la mañana y en a tarde)

PLEGARIA 

Alabemos, adoremos y ensalcemos al Dulcísimo y Sacratísimo nombre de Jesús.

Pese, Oh Dios mío, a lo poco que te amamos y a lo tanto que te ofendemos,
sintiendo que no merecemos tu santísima misericordia, sabemos que Tú, Padre Mío,
con tu largueza infinita, estás siempre dispuesto a perdonarnos.

Misericordiosísimo Salvador nuestro, por tu nacimiento, por tu pasión, muerte,
sepultura y resurrección, perdónanos y perdona al mundo turbulento y desorientado de hoy.

Por tu inmensa caridad de Jesús a los corazones el fuego de tu amor, para que podamos arrepentirnos,
elevar a Ti nuestras plegarias, ahora que sufrimos la falta de constante de oración, y podamos
"AMAR A NUESTRO PRÓJIMO COMO A NOSOTROS MISMOS".


ROSARIO 

 Esta milagrosa oración consta de 03 Padrenuestros, 03 Avemarías y sus respectivas invocaciones, en honor a los doce años de la Infancia de Jesús en el Evangelio. 

 En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. 

 "El verbo se hizo carne y habitó entre nosotros". Rezar 03 Padrenuestros. 

Luego, en cada una de las doce cuentas se dice: "Dulce Nombre de Jesús bendícenos. Yo te adoro a la edad de un año" Rezar una Avemaría. 

 En la siguiente cuenta: "Dulce Nombre de Jesús bendícenos. Yo te adoro a la edad de dos años". Rezar una Avemaría. Y así orar hasta los doce años. 

Bendito sea el nombre de Jesús! Bendito sea el dulce nombre de María!

miércoles, 26 de noviembre de 2008

EL "DOCTORCITO"


No conocemos historia de ninguna Imagen que haya intervenido milagrosamente de modo tan repetido y habitual, en la vida de algun santo, como la del Doctorcito en la de Santa Rosa.

Su intervención divina forma los principales capítulos de la vida de nuestra Patrona; de ahí, que los artistas, tanto pintores como escultores, nos la presenten con el Niño Jesús.

Presentemos nuestros males al "Doctorcito", por mediación de Santa Rosa: Ella es enfermera, y para tal Enfermera, tal Médico.

Niño Dios Doctorcito
Tú, hablabas con Santa Rosa
y la escuchabas cuando te decía:

"¡Tú tienes que curar pues todo lo puedes!"
cura mi cuerpo y mi alma
para seguir dándote gracias.

martes, 25 de noviembre de 2008

NOVENA AL "DOCTORCITO"


Por intercesión de Santa Rosa

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor Dios nuestro. Amén.....


ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS DE LA NOVENA:

Dulcísimo Jesús, que por nuestro amor os hicisteis Niño; dándoos el Padre Celestial un Nombre sobre todo nombre, para que a Él doble la rodilla cuanto existe en los cielos, en la tierra y en los abismos. Os adoramos y reverenciamos en esta preciosa Imagen, interponiendo el valimiento de Santa Rosa, Hermana nuestra, para conseguir toda clase de bienes espirituales y temporales. Concedednos, por su intercesión, la gracia de invocaros con fervor, serviros con fidelidad, y amaros sin cesar, de tal manera que seáis como la respiración incesante de nuestro espíritu; y protegidos por la virtud omnipotente de vuestro Nombre, logremos parar sin riesgo las tempestades de esta vida y en la hora de nuestra muerte exhalemos nuestro último suspiro repitiendo como vuestra esposa Rosa de Lima: "Jesús, Jesús sea conmigo". Amén.

* Se reza la Consideración que corresponde a los días de la Novena.

LETANÍAS EFICACES DEL SANTÍSIMO NOMBRE DE JESÚS:

Señor, ten piedad de nosotros.
Jesucristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios Padre celestial.....................Ten piedad de nosotros
Dios Hijo, Redentor del Mundo......
Dios Espíritu Santo.....
Trinidad Santa, que eres un sólo Dios......
Jesús, Hijo de Dios vivo........
Jesús, resplandor del Padre......
Jesús, pureza de luz eterna......
Jesús, sol de justicia......
Jesús, rey de gloria......
Jesús, Hijo de la Virgen María......
Jesús, amable......
Jesús, admirable.......
Jesús, Dios fuerte.........
Jesús, padre del siglo futuro.......
Jesús, Ángel del gran consejo........
Jesús, todopoderoso........
Jesús, pacientísimo........
Jesús obedientísimo..........
Jesús, manso y humilde de corazón........
Jesús, amante de la castidad........
Jesús, que nos honras con tu amor........
Jesús, Dios de paz.........
Jesús, autor de vida.........
Jesús, ejemplar de las virtudes.........
Jesús, celador de nuestras almas.......
Jesús, nuestro Dios........
Jesús, nuestro refugio..........
Jesús, padre de los pobres...........
Jesús, tesoro de los fieles..........
Jesús, buen Pastor.........
Jesús, verdadera luz..........
Jesús, sabiduría eterna..........
Jesús, bondad infinita.........
Jesús, camino y vida nuestra..........
Jesús, alegría de los Ángeles..........
Jesús, rey de los Patriarcas..........
Jesús, maestro de los Apóstoles.............
Jesús, doctor de los Evangelistas..........
Jesús, fortaleza de los Mártires..........
Jesús, luz de los confesores.........
Jesús, pureza de las vírgenes.........
Jesús, corona de todos los Santos.........

Sénos propicio: escúchanos, Jesús.
Sénos propicio: escúchanos, Jesús.

De todo mal.....................................Líbranos Jesús
De tu ira.........
De las tentaciones del demonio........
Del espíritu de fornicación.........
De la muerte eterna..........
Del menosprecio de tus divinas inspiraciones.........
Por el misterio de la Santa Encarnación..........
Por tu Natividad...........
Por tu Infancia........
Por tu vida toda divina...........
Por tus trabajos..........
Por tu pasión y agonía..........
Por tu Cruz y desamparo.........
Por tus últimas congojas..........
Por tu muerte y sepultura.........
Por tu Resurrección..........
Por tus Gozos..........

Jesús, óyenos. Jesús, escúchanos
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: óyenos, Señor.

PRECES:
Antífona: Sea el Nombre del señor bendito por los siglos de los siglos. Amén.
V: Señor, Dios nuestro. R: Cuán admirable es tu Nombre en la redondez de la tierra.

ORACIÓN:
Omnipotente y Sempiterno Dios, dirige nuestras acciones según tu santísima voluntad, para que, por el Nombre de tu Santísimo Hijo seamos ricos en obras buenas y abundemos en merecimientos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

ORACIÓN FINAL Y ACTO DE CONSAGRACIÓN:
Compuesto por Santa Rosa

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador y Redentor mío: el alma se me quebranta de dolor por haberos ofendido, por ser Vos quien sois, y porque os amo sobre todas las cosas. ¡Oh Señor! Vos sois verdaderamente mi Dios, el Esposo de mi alma y toda la alegría de mi corazón. Yo soy la que deseo amaros, benignísimo Jesús, con aquel amor perfectísimo, inefable, con que juntos os aman los moradores del cielo. Aún más deseo amaros, Dios de mi corazón y de mi vida, Dios que sois mi consuelo, mi gozo y mis delicias, quisiera amaros con todo aquel amor con que os ama vuestra Madre Santísima y Señora Mía, la Virgen Purísima. Y no satisfecho con esto, a Vos, ¡Oh salud de mi alma! deseo amaros tanto como Vos mismo os amáis. Abráseme yo, consúmame yo en el fuego de vuestro divino amor. Amén.
DIA PRIMERO
Por la señal de la Santa Cruz.....



* Oración preparatoria para todos los días de la Novena

CONSIDERACIÓN
Punto I:
Jesús es dulce Nombre: Este nombre encierra en sí, de modo admirable, las dulzuras de todos los seres, de todas las cosas. El nombre de Jesús, es melodía para el oído, miel para el gusto, alegría para el corazón. El es consuelo de los tristes, salud de los enfermos, esperanza de los atribulados, fortaleza de los débiles y remedio universal para todos los males. Es nuestro Amigo, nuestro Hermano, y el Esposo dulcísimo de nuestras almas.

Punto II:
Tenía Santa Rosa un Niño Jesús de talle, al cual manifestaba tierno amor ya ante quien oraba frecuentemente. Ya desde los cinco años le hacía esta oración: "Jesús sea bendito y sea con mi alma. Amén". A medida que crecía la Santa aumentaba en ella el fervor y devoción a esta preciosa Imagen.Ante ella aprendió a leer milagrosamente y de ella escuchó esta palabras: "Oh Rosa, Rosa, si hubieras conocido las mercedes que te hecho y el amor que te tengo, de otra manera me hubieras servido". Estas palabras la llenaron de una contrición tan aguda que le hubiera causado la muerte, si no fuera templado este dolor con una dulzura que le duró toda la vida. Al pensar en el amor que le tenía Jesús, lloraba de gozo se traducía en cariño que le obligaba a repetir constantemente: "Jesús sea bendito", "Bendito sea Jesús", y el Nombre de Jesús no se le quitaba de los labios ni de día ni de noche.
Saquemos gran devoción a esta preciosa Imagen del Niño Jesús de Santa Rosa y repitamos con frecuencia el dulce Nombre de Jesús para aumentar el fervor de nuestro espíritu.
(Pídase la gracia que se desee alcanzar. Se rezarán tres Padrenuestros al Doctorcito)

* Rezar las Letanías, Preces, Oración, Oración Final y Acto de consagración.
DÍA SEGUNDO
Por la Señal de la santa Cruz.....

* Oración preparatoria para todos los días de la Novena

CONSIDERACIÓN
Punto I:
Jesús es nuestra esperanza: "Todo el que invocare el Nombre de Jesús será salvo"; justos o pecadores; tibios o fervorosos; sabios o ignorantes; todos, sin excepción alguna, experimentarán la realidad de esta promesa. Sólo los que no tienen fe, los que desconfían, porque miden a Dios por la mezquindad de los corazones humanos, sólo éstos, dudan de obtener su salvación. De Jesús hemos recibido los que tenemos; y de Jesús esperamos conseguir lo que nos falta; y tanto recibimos de Él cuanto esperamos de Él. La desconfianza es el más grande pecado para el corazón del mayor de los Amigos.

Punto II:
Estando repartiendo las palmas, un Domingo de Ramos, en la Iglesia del Rosario, santa Rosa esperaba la suya pero no se la dieron, y querellándose ante el Niño Jesús que tenía la Santísima Virgen en sus manos, le dijo así: "Señora mía, no quiero palmas de hombres, espero recibir la que por intercesión vuestra me ha de dar mi señor Jesucristo". Y continuando en oración fervorosísima vio que se alegraron sobremanera los rostros de Nuestra señora y del Niño, el cual, mirándola con vista alegre, le dijo: "Rosa de mi corazón sé mi esposa". La esperanza puesta en dios atrae las miradas de dios; y no sólo las miradas sino todas las riquezas del cielo. Rosa pide a Jesús una palma y Jesús le da su corazón. Rosa fue aceptada por esposa de Jesús y la Santísima Virgen que le había dado su mismo nombre (Rosa de santa María) ahora es la Madrina de estos Desposorios. Desde entonces, a la Imagen del Niño Jesús la llama, "Mi dulce Esposo". Quien pidiera con confianza esté seguro que obtendrá más de los que pide.
(Pídase la gracia que se desee alcanzar. Se rezarán tres Padrenuestros al Doctorcito)

* Rezar las Letanías, Preces, Oración, Oración final y Acto de consagración.
DÍA TERCERO
Por la Señal de la santa Cruz.....

* Oración preparatoria para todos los días de la Novena

CONSIDERACIÓN
Punto I:
Jesús es nuestra esperanza: "Todo el que invocare el Nombre de Jesús será salvo"; justos o pecadores; tibios o fervorosos; sabios o ignorantes; todos, sin excepción alguna, experimentarán la realidad de esta promesa. Sólo los que no tienen fe, los que desconfían, porque miden a Dios por la mezquindad de los corazones humanos, sólo éstos, dudan de obtener su salvación. De Jesús hemos recibido los que tenemos; y de Jesús esperamos conseguir lo que nos falta; y tanto recibimos de Él cuanto esperamos de Él. La desconfianza es el más grande pecado para el corazón del mayor de los Amigos.

Punto II:
Estando repartiendo las palmas, un Domingo de Ramos, en la Iglesia del Rosario, santa Rosa esperaba la suya pero no se la dieron, y querellándose ante el Niño Jesús que tenía la Santísima Virgen en sus manos, le dijo así: "Señora mía, no quiero palmas de hombres, espero recibir la que por intercesión vuestra me ha de dar mi señor Jesucristo". Y continuando en oración fervorosísima vio que se alegraron sobremanera los rostros de Nuestra señora y del Niño, el cual, mirándola con vista alegre, le dijo: "Rosa de mi corazón sé mi esposa". La esperanza puesta en dios atrae las miradas de dios; y no sólo las miradas sino todas las riquezas del cielo. Rosa pide a Jesús una palma y Jesús le da su corazón. Rosa fue aceptada por esposa de Jesús y la Santísima Virgen que le había dado su mismo nombre (Rosa de santa María) ahora es la Madrina de estos Desposorios. Desde entonces, a la Imagen del Niño Jesús la llama, "Mi dulce Esposo". Quien pidiera con confianza esté seguro que obtendrá más de los que pide.
(Pídase la gracia que se desee alcanzar. Se rezarán tres Padrenuestros al Doctorcito)

* Rezar las Letanías, Preces, Oración, Oración final y Acto de consagración.

DÍA CUARTO
Por la Señal de la Santa Cruz.......

* Oración preparatoria para todos los días de la Novena

CONSIDERACIÓN
Punto I:
Jesús fortaleza contra el demonio: Fuimos esclavos de demonio por el primer pecado y Jesús destruyó para siempre esta servidumbre y esclavitud. Por esta misma razón, más por los pecados que de nuevo tornamos a cometer, el demonio ejerce un poder siniestro sobre las almas y es uno de los mayores enemigos de nuestra salvación. El trabaja por destruir el reino de Cristo mientras que nosotros trabajamos por consolidarlo. Nuestra debilidad nada podría contra un enemigo tan poderoso, si no fuéramos sostenidos por la Fortaleza. Por Él vencieron los mártires, por Él se santificaron los santos, y por Él se salvan las almas.

Punto II:
Tuvo Santa Rosa que sostener muchas y muy reñidas contiendas con el demonio. Con Jesús y en el Nombre de Jesús se hacía fuerte contra él. Se ponía hombro a hombro con el "patón" "tiñoso" como ella lo llamaba. Luchó con el demonio al que le decía: "llega, si mi Esposo Jesús te da licencia, que no podrás tocar el alma". Fue arrastrada por tierra, recibió puñetazos y bofetadas, y hasta le arrojó una piedra en las espaldas, pero no pudo vencerla y se marchó murmurando: "¡Si no fuera por ese que tú repites!...". La santa le decía: "Llámalo por su nombre, es Jesús mi Esposo". Desesperado el enemigo, la retaba diciendo: "Me las has de pagar". La Santa, después de estas luchas, postrada de rodillas ante la Imagen de su dulce Esposo Jesús, le daba rendidas gracias; se avivaba la Imagen tomando carne humana, y sonriente y alegre le felicitaba por sus triunfos y como premio, le componía los pedazos de hojas de los libros de su devoción, destrozados por el enemigo y se los restituía nuevecitos y flamantes.
(Pídase la gracia que se desee alcanzar. Se rezarán tres Padrenuestros al Doctorcito)

* Rezar las Letanías, Preces, Oración, Oración final y Acto de consagración.

DÍA QUINTO
Por la señal de la Santa Cruz........

* Oración preparatoria para todos los días de la Novena

CONSIDERACIÓN
Punto I:
Jesús escudo contra las tentaciones: La vida del hombre es una continua lucha sobre la tierra. Dios permite las tentaciones como medios de salud espiritual, para que estemos más desasidos de las cosas de la tierra, para hacernos más ricos en méritos, para ejercitarnos en las virtudes combatiendo los vicios opuestos. Se enseñorearían de nosotros las tentaciones si Jesús permitiese que fuésemos tentados sobre nuestras débiles fuerzas: La tentación nos humilla y nos impulsa a clamar: "No nos dejes, señor, caer en la tentación". Jesús es fuente de gracia es la que impide nuestras caídas en las tentaciones.

Punto II:
Vinieron sobre nuestra santa, fuertes tentaciones, pero lejos de rehuírlas andaba buscándolas, sobre todo, después de la visión que tuvo. Puesta en oración delante de la Imagen de su Jesús y Esposo, como de costumbre; "Vio a nuestro señor debajo de una arco de gloria y con Él muchos ángeles y almas que le hacían reverencia. Tomó el Señor en sus manos una balanza y empezaron los ángeles a pesar trabajos y más trabajos, tentaciones y más tentaciones, y repartió trabajos y tentaciones a todas las lamas que allí estaban. Después empezó a pesar y repartir gracias y más gracias a las mismas almas. Y les dijo Jesús: "Sepan todos, que tras las tentaciones y trabajos viene la gracia, y que sin trabajos no hay gracias y que se aumente la gracia son menester muchos trabajos; y desengáñense todos, que ésta es la escala del cielo y no hay otra ninguna". Con esto Santa Rosa salió como acero invulnerable a toda tentación; ante por el contrario, las tentaciones la hicieron más fuerte. Ameos a Jesús y suframos por Él como Rosa y merecemos oír como Ella la voz de Jesús. Entre las Imágenes que hablaron a la Santa están: En primer término El "Doctorcito" y, después, la Virgen del Rosario, la Virgen de Belén, el Señor de los Favores y el Ecce Homo.
(Pídase la gracia que se desee alcanzar. Se rezarán tres Padrenuestros al Doctorcito)

* Rezar las Letanías, Preces, Oración, Oración final y Acto de consagración.
DÍA SEXTO
Por la Señal de la Santa Cruz......

* Oración preparatoria para todos los días de Novena

CONSIDERACIÓN
Punto I:
Jesús remedio de nuestras enfermedades: Las enfermedades corporales son muertes parciales que van minando nuestra existencia; llevadas con resignación sirven para expiar nuestros pecados. En manos de Jesús está la salud y la enfermedad, la vida y la muerte, y Él las reparte según los inexcrutables designios de su Providencia. Unas veces da salud al cuerpo, y otras veces lo cerca de sufrimientos dándole al mismo tiempo fuerzas para soportarlos. Las enfermedades han salvado más almas que todos los predicadores del mundo. Es mayor gracia dar fuerzas para sufrir que quitar los sufrimientos mismos. De esas dos maneras es Jesús remedio de nuestras enfermedades.

Punto II:
Conocía Santa Rosa como nadie, las ventajas y desventajas de las enfermedades corporales, porque su débil naturaleza no fue sino un semillero de dolencias. Nadie se compadece mejor del dolor ajeno que el que sufre lo mismo. Obtuvo de su bondadoso padre el permiso para utilizar como Enfermería, un salón de su casa. Bien pronto se vio lleno de enfermos a quienes la Santa propinaba todos sus cariños y desvelos. Cuando las enfermedades eran graves, consultaba con su Niño Jesús, qué remedio había de darles. se hizo tan famoso y proverbial en Lima el recetario de la Santa que, todos los enfermos desahuciados acudían a Rosa, y Ella, haciendo oración a su "Doctorcito o Mediquito" como le llamaba en tono familiar, les obtenía la salud. Desde entonces, el "Doctorcito de Santa Rosa" por su intercesión, viene haciendo milagros sin cuento para remediar las dolencias humanas. Acudamos a Él con toda fe y confianza.
(Pídase la gracia que desee alcanzar. Se rezarán tres Padrenuestros al Doctorcito)

* Rezar las Letanías, Preces, Oración, Oración final y Acto de consagración.
DÍA SÉPTIMO
Por la Señal de la Santa Cruz........

* Oración preparatoria para todos los días de la Novena

CONSIDERACIÓN
Punto I:
Jesús consuelo de los moribundos: Está decretado que el hombre ha de morir una sola vez. De la muerte depende la eternidad por esto es tan temida la muerte. En ese postrer momento nos aterrarán los pecados, el enemigo de nuestras almas, y la Justicia Divina; pero, entonces "el que invocare el Nombre de Jesús será salvo". Quien repite con devoción en vida este Nombre, tiene la contraseña para que se le abran las puertas de la Misericordia Divina en la hora de la muerte.

Punto II:
Estando Santa Rosa haciendo oración, acongojada por sus pecados, se le apreció su dulcísimo Jesús y le dijo: "Yo, hija, a nadie condeno, si por su propia voluntad no quiere separarse de mí". De aquí le vino tal seguridad y calma que su muerte, sin dejar de ser un martirio, fue un delirio de amor por ver a su Jesús cara a cara. Poco después hace esta oración: "Mi Dios, mi Santo, mi esposo, mi Jesús y mis amores, dadme dolores y quitádselos a mis padres". Le dió la bendición, exhortó a la virtud a las hijas del Contador, pidió perdón a los sirvientes de la casa y diciendo: "Jesús, Jesús sea conmigo", expiró cumpliéndole Jesús la gracia que le había pedido, pues su madre reía en vez de llorar y no sólo no sentía pena alguna sino mucha alegría y contento. Bendita Imagen de Jesús que así consoló a su esposa en los últimos momentos. Así ha de consolarnos a nosotros, si la invocamos con devoción.
(Pídase la gracia que desee alcanzar. Se rezarán tres Padrenuestros al Doctorcito)

* Rezar las Letanías, Preces, Oración, Oración final y Acto de consagración.
DÍA OCTAVO
Por la Señal de la Santa Cruz..........

* Oración preparatoria para todos los días de la Novena

CONSIDERACIÓN
Punto I:
Jesús santificador: Las criaturas todas, están obligadas a honrar el Nombre de Jesús, porque todo lo creó Dios por Sí y para Sí; Él es el Primogénito de la Creación. A este Nombre se dobla la rodilla en el cielo, en la tierra, y en los infiernos. "Toda la tierra - dice el Profeta - adora al señor y entona salmos a su Nombre". Él es el único Santo que hace a los santos; por eso nos enseño a orar. "Santificado sea tu Nombre"; no en Sí - que ya lo es - sino en nosotros, para que lo seamos por Él.

Punto II:
Jesús fue el remedio de todas las necesidades espirituales de Santa Rosa. Bien lo comprendía Ella cuando todos sus apuros se los presentaba al Esposo de su alma, en su Imagen, por medio de la oración. En una de las ocasiones en que la Santa se hallaba desfallecida y temía perder la comunión, acercándose al costado de Jesús le dijo: "Sustento mío, y manjar de mi corazón y vida, sustentad Vos, pues lo sois, esta vuestra sierva"; y con esto cobró vigor y fuerza, que le da la Sangre de Cristo Señor nuestro, y así pudo ir a comulgar por la mañana, que era domingo. Un día sábado 15 de abril de 1617, a al hora de oración, en éxtasis, decía: "Señor, haced que todos os sirvan; dad, esposo mío, motivos para que todos se deshagan amándoos". "Yo no sería feliz si todos aquellos a quienes yo amo no os amaran a Vos, mi Jesús". El Doctorcito fue el inspirador de estas oraciones, fue el Maestro de su vida interior; Él la enseñó todas las virtudes; Él la inspiró todos los sufrimientos; Él la sostuvo en todas las luchas y tentaciones. Con Jesús oraba - 12 horas diarias - con Jesús trabajaba - 10 horas - con Jesús sufría y con Jesús amaba. Su vida era de Jesús y no podía vivir sin su Jesús. La ausencia le arrancaba gemidos de su corazón como éstos: "Ay de mi, mi esposo Jesús no viene. ¿Quién será la dichosa que lo entretiene?". Aprendamos a hacerlo todo en compañía de Jesús.
(Pídase la gracia que se desee alcanzar. Se rezarán tres Padrenuestros al Doctorcito)

* Rezar las Letanías, Preces, Oración, Oración final y Acto de consagración.
DÍA NOVENO
Por la Señal de la Santa Cruz........

* Oración preparatoria para todos los días de la Novena

CONSIDERACIÓN
Punto I:
Jesús glorificador: Existe un completo equilibrio y solidaridad entre las tres ramas de la Iglesia de Cristo: Nosotros ayudamos a las almas del Purgatorio y éstas van al cielo para ayudarnos a nosotros. Nuestras obras buenas se tornan meritorias por la gracia de Jesús y ésta es la medida de nuestra gloria en el cielo. De suerte que, tanto el mérito como la gracia y la gloria nos vienen por Jesús. El que tenga más unión con Él en la tierra tendrá más unión con Él en el cielo. Sin Jesús no hay ni cielo, ni gracia, ni mérito.

Punto II:
"Los dolores que yo sufro - dijo en cierta ocasión Santa Rosa - bien se pueden ofrecer por un amigo". "Lindo es el padecer por Jesús". "Si no se enfadase a los que no sirven, era linda cosa el padecer por Jesús". "Trabajar, madre, que Jesús paga bien pagado a quien le sirve". Preguntaba por un alma santa si había entrado en el purgatorio, contestó "que de la cama había ido al cielo". Almas santas la vieron subir a la gloria y la Beatísima Trinidad preparada para recibirla y a la Santísima Virgen con una preciosa corona en las manos para coronarla, y al día siguiente, en nueva visión, la reconocieron entre el coro de las Vírgenes, ya coronada y adornada con palma en las manos, y a Jesús y su Benditísima Madre muy alegres sus rostros. Esta es la Virgen incomparable, Patrona del Nuevo Mundo, esposa fidelísima de Jesús, que nos estimula y anima a la virtud con los premios de su misma gloria obtenidos por la virtud. Para eso, además, nos dejó su más preciada herencia, la Imagen llamada "El Doctorcito de Santa Rosa de Lima" para que acudamos a ella con confianza y la invoquemos con fervor, en todas nuestras necesidades.
(Pídase las gracias que se desee alcanzar. Se rezarán tres Padrenuestros al Doctorcito)

* Rezar las Letanías, Preces, Oración, Oración final y Acto de consagración.